Los perros y los gatos son miembros preciados de la familia que comparten cada aspecto de la vida de sus familias, pero esto no significa que estén libres de estrés. Y los amantes de las mascotas lo sienten. Al consultar con su veterinario sobre el comportamiento indeseado de su mascota, los propietarios normalmente dicen cosas como “Mi perro se estresa cuando lo dejo en casa” o “Mi gato ha estado ansioso desde que nos mudamos”.

 

¿Qué son el estrés y la ansiedad? ¿Cómo afectan a las mascotas y a sus propietarios, y cómo se puede manejar? ¡Mantén la calma y lee!

 

¿Qué es el estrés?

 

Sorprendentemente, actualmente no hay un consenso real sobre la definición de estrés. En general, el estrés se considera como una reacción normal a una situación amenazante, causando una variedad de respuestas fisiológicas y de adaptación de conducta. La ansiedad es un poco distinta ya que define un estado emocional provocado por la anticipación de que algo dañino sucederá, incluso si no hay una amenaza obvia.
El estrés puede ser agudo –una respuesta a una amenaza inmediata– o crónico, que continúa durante un largo período. Los expertos pueden diferenciar el estrés fisiológico –debido a una enfermedad o un desafío ambiental– del estrés psicológico –que ocurre como respuesta a las perturbaciones en la vida diaria de las mascotas, como la separación de un miembro de la familia–.

Independientemente del origen o de la definición exacta, tanto el estrés como la ansiedad pueden derivar en la pérdida del autocontrol y de la adaptabilidad y, a largo plazo, puede tener efectos negativos en la salud de las mascotas y su relación con sus propietarios.

 

Los mecanismos del estrés y las consecuencias en la salud

 

Los mecanismos fisiológicos del estrés son complejos e involucran el sistema nervioso y el hormonal. Cuando el cerebro percibe una amenaza, ya sea real o imaginaria, transmite impulsos nerviosos a las glándulas suprarrenales, que liberan adrenalina y noradrenalina. Estas moléculas estimulan el corazón, los pulmones y los músculos para permitir una reacción rápida.
También se activa una cadena específica de reacciones hormonales en el cerebro y finalmente provoca una descarga de cortisol y corticosterona en el organismo. Estas hormonas provocan varios cambios metabólicos, como la inflamación o la alteración de la función inmunitaria del animal.

 

Cuando es ocasional, se considera que el estrés es un fenómeno normal y hasta positivo. Sin embargo, cuando el estrés es exagerado o prolongado, puede afectar negativamente la salud de la mascota. Puede inhibir la respuesta inmunitaria de forma inapropiada; disminuir la eficacia de las vacunas; provocar enfermedades gástricas, de la piel y cardiovasculares; o incluso causar cáncer.

 

¿Por qué el estrés afecta el vínculo humano-animal?

 

El problema es que además del impacto negativo en la salud de la mascota, el estrés y la ansiedad provocan comportamientos específicos en la mascota, que son molestos para el propietario. Las mascotas estresadas o ansiosas son más sensibles a situaciones nuevas o inesperadas. Si no están seguras de cómo responder, pueden presentar comportamientos inapropiados.
En los perros, los factores estresantes repentinos y agudos pueden causar, por ejemplo, temblores, jadeos, o incapacidad de responder a los pedidos de los propietarios. Algunos perros bajo estrés ladran de forma continua e incluso gruñen agresivamente, causando posibles malentendidos con el propietario y alterando su relación. Cuando sufren de estrés crónico, los gatos pueden desarrollar comportamientos molestos, como anorexia, maullido constante o marcas de orina en la casa. Este último es particularmente ofensivo para los propietarios. Cuando el estrés y la ansiedad hacen que las mascotas actúen, los padres de las mascotas responden de la misma manera que cuando sus hijos tienen mal comportamiento: con enojo o vergüenza.

Además, de acuerdo con una investigación reciente, cuando las mascotas están ansiosas debido a una enfermedad, sus propietarios se estresan más y se sienten más ansiosos. Esto también puede causar una peor calidad de vida para ambos lados.

 

¿Cómo lidiar con el estrés?

 

Hay dos estrategias principales para tratar el estrés de las mascotas. El más común incluye el uso de ansiolíticos. Sin embargo, estos fármacos generan problemas de habituación, y los padres de las mascotas tienden a preferir formas más “naturales” para manejar el comportamiento de sus mascotas. Una alternativa interesante consiste en el uso de soluciones dietéticas naturales para mejorar la capacidad de la mascota para lidiar con el estrés. Aplicados en las dietas, golosinas o suplementos nutricionales, los ingredientes naturales pueden ayudar a los perros y a los gatos a lidiar con sus reacciones fisiológicas y emocionales ante situaciones amenazantes. Este método se puede adaptar en casos específicos, como en el destete, vacaciones, separaciones, internación, o presentación de nuevas mascotas en el hogar.

 

Ingredientes para relajar a las mascotas de forma natural

 

Hoy en día, se considera que muchos ingredientes tienen funcionalidades naturales para el manejo del estrés. Sin embargo, la gran mayoría de las soluciones disponibles para el alimento para mascotas carece de evidencia clínica para respaldar sus efectos. De todas maneras, se ha determinado la eficacia de ingredientes naturales seleccionados para manejar el estrés. Por ejemplo, el suplemento de una combinación de pescado hidrolizado, extracto de Pasiflora y extracto de Valeriana han demostrado ser de gran interés para los perros en situaciones estresantes. De hecho, esta solución ha demostrado reducir la intensidad del estrés canino al limitar la excitación neuronal y la liberación de hormonas de estrés.
Además, el suplemento de una combinación de extracto de una mezcla de cítricos, rosa mosqueta, cúrcuma y clavo de olor también ha demostrado que ayuda significativamente a limitar las consecuencias fisiológicas del estrés en los perros al disminuir el estado inflamatorio causado por situaciones estresantes.

La naturaleza ofrece un gran número de ingredientes que pueden reducir el estrés de las mascotas. El secreto del éxito yace en el talento de los expertos en nutrición para encontrar la combinación perfecta que le brindará serenidad a la vida de las mascotas…y de sus padres.

Puntos para llevar a casa

  • Como con los seres humanos, las vidas de las mascotas pueden ser estresantes.
  • Comprender los mecanismos de estrés y las consecuencias es clave para encontrar un método adaptado para el manejo del estrés.
  • Los propietarios de mascotas buscan soluciones para lidiar con el comportamiento de sus mascotas.
  • Las soluciones dietéticas naturales pueden ayudar a combatir el estrés de las mascotas y preservar los vínculos de la mascota y el propietario.